Cirugía de la obesidad y lesiones nerviosas periféricas


Un estudio sistemático realizado en la Clínica Mayo de Rochester, dirigido por James Dick, profesor asociado de Neurología, demuestra que los pacientes obesos que han sido tratados con técnicas de cirugía bariátrica corren el riesgo de desarrollar complicaciones neurológicas periféricas (neuropatía periférica), las cuales pueden ser prevenidas mediante una nutrición apropiada tras la intervención.

El estudio fue presentado el día 14 de octubre de 2004 en la reunión de la American Medical Association celebrada en Washington D.C.En dicho estudio, las historias de 435 pacientes que habían sido intervenidos con uno de los dos tipos de técnicas operatorias de cirugía bariátrica para el tratamiento de la obesidad mórbida aprobados por National Institute of Health (by-pass gástrico y reducción de la cavidad gástrica o "gastric stapling") fueron comparados con las historias clínicas de 123 pacientes obesos en los que se había practicado cirugía de la vesícula biliar, para determinar si la cirugía bariátrica, en particular, y la cirugía abdominal, en general, se asocian con neuropatías periféricas.

Estudios sobre la obesidad


Todos los pacientes eran obesos y fueron comparados respecto a la edad, género, ritmo de la pérdida de peso, grado de la obesidad ( índice de la masa corporal), tiempo necesario para alcanzar la máxima pérdida de peso, y administración de suplementos vitamínicos y calcio, para determinar qué factores se correlacionan con la aparición de complicaciones neurológicas.
Los individuos que habían sido sometidos a operaciones de cirugía bariátrica corrían significativamente más riesgo de desarrollar una neuropatía periférica que los individuos del grupo control.

Las neuropatía periférica más frecuente fue el síndrome del canal carpiano y la neuropatía sensitiva, aunque un pequeño número de pacientes presentó formas más graves de neuropatía periférica, con neuralgia intensa y paresia, confinando, en ocasiones, al paciente a una silla de ruedas.
Los factores de riesgo que se correlacionan con la aparición de una neuropatía periférica tras la cirugía bariátrica son una pérdida de peso muy rápida, una dieta no suplementada con vitaminas y un periodo postoperatorio prolongado de náuseas y vómitos.

En definitiva, según el Dr. James Dyck, el mayor factor de riesgo es que el paciente no sea aconsejado de manera especializada respecto a su nutrición apropiada, ya que la neuropatía periférica tras cirugía bariátrica se asocia evidentemente con una mala nutrición.

El trabajo presentado oralmente por el equipo de la Clínica Mayo. será publicado en el número correspondiente al 24 de Octubre de la revista Neurology.

Puedes encontrar más información del tema en la página web de Doctor Salud