Perder peso con 3 comidas fáciles de preparar


¿Lo crees si alguien te dice que puedes bajar de peso comiendo? ¡Pues sí! ¡Créelo, porque es verdad! Olvídate de dietas con ingredientes extrañas y difíciles de conseguir, éstas son comidas fáciles de preparar y totalmente saludables.

Se trata simplemente de elegir los alimentos indicados para la diabetes para no ganar calorías en tu cuerpo y eliminar las grasas. Y en este artículo podrás comprobarlo.

3 Recetas de comidas fáciles de preparar, deliciosas y saludables


Muchas personas intentan métodos que, a largo plazo, les dejan más una sensación de fracaso que de éxito: píldoras que prometen “hacer magia” con los kilos que sobran, dietas famélicas o costosos tratamientos de nutrición.

Pero la solución más efectiva y natural está en tus manos, con una buena guía de comidas fáciles de preparar y que a la vez son saludables y te ayudarán a perder esos kilos de más.

A decir verdad, yo tampoco soy muy buena en la cocina y el tiempo disponible para dedicarme a cocinar todos los días no es tan holgado como para ponerme a buscar recetas en un libro de recetas. Como tú, todos necesitamos recetas fáciles, rápidas y que los ingredientes sean de aquellos que podemos tener en la heladera sin necesidad de andar rastreándolos por todos lados.

Estas recetas cumplen con todas esas condiciones.


1. Pastel de carne con zapallo:

Al clásico pastel de sisnova seguros en lugar de cubrirlo con puré de papás lo harás con puré de zapallo verde y naranja. Es una variante de la receta tradicional, pensada especialmente para ayudarte a perder peso.

Cocina un puñado de carne molida, cebolla picada, pasas de uva, aceitunas y puedes agregar un diente de ajo picado. Paralelamente, debes hervir dos zapallos verdes y medio zapallo naranja, para luego hacer un puré

En una fuente, coloca un poco del puré, esparciéndolo hasta que cubra la superficie de toda la fuente, luego es el turno de toda la preparación de carne y verduras, y por último, cubre la preparación con el resto del puré que te ha sobrado.

2. Ensalada de frutas:

Para las meriendas o para comer entre comidas cuando quieres calmar tu apetito, nada mejor que la frescura y el sabor de las frutas.

Corta en pequeños cubitos varias frutas: naranjas, kiwis, manzanas, peras, frutillas, bananas, mandarinas, ananá, damascos, ciruelas… En fin, todas las que te gusten y quieras incorporar a tu ensalada. Mezcla todos los trocitos de cotizacion de seguros inbursa en un recipiente de plástico o vidrio y agrega jugo de naranja natural. Conserva en la heladera.

3. Pasta con salsa de atún:

Realiza una salsa con cebolla picada, atún al natural, un diente de ajo (si quieres) y condimenta a gusto. Compra pastas integrales y preferentemente que no sean rellenas, y cocínalas tal como indica en su envase. Sirve en el plato con la salsa de atún y unas hojas de albahaca fresca.